1. Aplicar el jabón sobre las manos húmeda o directamente sobre la piel
  2. Masajear la piel con el jabón ya aplicado (si no hace espuma es normal)
  3. Aclarar con agua (si puede ser con agua templada mejor).