CONSEJOS PARA PREPARAR LA PIEL PARA EL VERANO

Con la llegada del calor nos falta tiempo para tumbarnos al sol buscando ese bronceado que tanto nos gusta, ¿verdad?


Sin embargo, a menudo no hacemos caso de esos consejos para preparar la piel para el verano que hemos oído tantas veces y que tan importantes son a la hora de protegernos del sol.

Cómo preparar tu piel para el verano 

El secreto para tener una piel bonita está en cuidarla, y para eso no hace falta ningún tratamiento carísimo.


Ten en cuenta estos 3 pilares básicos para darle a tu piel lo que necesita y ya verás de qué manera te lo agradece.


Limpieza respetuosa con tu piel 

Una piel con impurezas o pieles muertas no es un buen punto de partida para un bronceado bonito. 


Sin embargo, si tienes una piel sensible debes tener especial cuidado a la hora de limpiarla, ya que un exfoliado agresivo podría dañar tu epidermis.


Es importante encontrar un método que limpie tu piel en profundidad sin dañarla ni hacerla vulnerable a factores externos como la sequedad producida por los efectos del sol.


Una buena opción es utilizar un jabón efectivo en la limpieza y cuidadoso con la barrera dérmica de tu piel, como el jabón de caléndula y karité de Iksir Cosmetics, que puedes usar sin miedo tanto en la cara como en el cuerpo, incluso si tu piel es sensible o sufre descamación.



Hidratación profunda de la piel 


Bien sabes que una buena hidratación es básica para tener una piel sana, y seguro que utilizas protección solar y alguna crema after sun para rehidratar tu cuerpo tras la exposición al sol.


¿Y los días que no tomas el sol? ¿No proteges tu piel?


El sol actúa sobre nuestra piel siempre. No debes esperar a una larga exposición para protegerla y repararla.


Una correcta hidratación previene la sequedad y es imprescindible en verano. 


Utiliza una crema que hidrate tu piel en profundidad para prevenir la falta de elasticidad resultante de una sequedad excesiva.


La crema concentrada after shower de Iksir Cosmetics mejora la hidratación y proporciona a tu piel la elasticidad, la luminosidad y la suavidad que los rayos del sol podrían hacerle perder.


Además, no es nada grasa, se absorbe muy rápidamente y es ideal para después de la ducha. Un ligero masaje y lista para salir de casa.

Alimentación saludable 

Pero cuidar nuestra piel desde fuera no servirá de nada si no la nutrimos correctamente, y esto empieza por una alimentación saludable.


¿Has oído hablar de los betacarotenos


Se encuentran en algunas frutas y verduras y proporcionan los antioxidantes necesarios para combatir algunos de los efectos del sol sobre nuestra piel.


Están presentes en muchos alimentos, entre ellos, la zanahoria, la calabaza o el melón, que tanto apetece en verano, y no solo ayudan a tu piel a tener un mejor aspecto, sino que, además, favorecen el bronceado.


No olvides estos sencillos consejos para preparar tu piel para el verano 

Y, por supuesto, no esperes a tener sed para beber agua en abundancia. Ninguno de estos consejos tendrá el efecto deseado si no hidratas tu piel también desde el interior.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados